Blog

Tabernas

“Defender las tabernas es cultivar el tiempo,
los jardines espléndidos de la palabra y los espacios más vivos del ocio de Andalucía”
(Manuel Melero Muñoz)

Bienvenidos a un recorrido de las tabernas más emblemáticas de la ciudad y de los vinos y gastronomía más representativos de nuestra tierra. Son las tabernas la excusa perfecta para alternar paseos a la luz de la noche cordobesa con paradas estratégicas que duran lo que dura una copa. En cada establecimiento probaremos un vino diferente con su mejor maridaje y así iremos entendiendo por qué los finos, amontillados, olorosos, palo cortados y px de la Denominación Montilla-Moriles son vinos únicos y apreciados mundialmente.


Las tabernas están intrínsecamente unidas a nuestra cultura mediterránea. Hay indicios de tabernas en el Antiguo Egipto y ya en el Imperio Romano las tabernae eran tiendas y aquéllas que servían comida caliente y vino se llamaban thermopolia. En Córdoba, la taberna debe su existir a 3 elementos propios de nuestra cultura: el vino, los toros y el flamenco. El vino de la tierra, que algunas tabernas crían en sus propias barricas. Los toros, presentes en carteles antiguos, fotos de toreros (siempre Manolete) o en las cabezas de los gigantes que cayeron en el ruedo. Y el flamenco, que está en los nudillos que golpean la mesa, en las dedicatorias en las paredes y en el aire, donde vibran las notas de las soleás.  


Estos templos de tolerancia y amistad son en Córdoba poco coloristas y faranduleras; al contrario, nos reciben discretas, sobrias y con un aire de misterio -fiel reflejo de la idiosincrasia cordobesa a la que con esta ruta pretendemos aproximarnos. El vino, las tapas, los personajes ilustres y múltiples anécdotas harán el resto en esta noche de aromas y sabores excepcionales con el marco incomparable de nuestro Casco Histórico y la luna de 2000 años del cielo cordobés.

También te puede interesar...

Girasoles

Sol, color y vida en los campos de Córdoba.

Las 4 almas de Córdoba

Un viaje en el tiempo… ¡recorremos 2000 años de historia!

Castillos y palacios

Torres, almenas, salones y jardines en la ruta más señorial.