Blog

Ibérico y dehesa

¿Sabías que un cerdo ibérico come 10 kilos de bellotas al día y que es el único animal en el mundo, junto al mono, que las pela antes de comerlas? ¿O que la grasa del cerdo ibérico es colesterol HDL (también llamado “bueno”), esencial para una dieta saludable? ¿Conoces la montanera y cuántas hectáreas son necesarias para dar un buen jamón? ¿O por qué el jamón ibérico es considerado alta gastronomía? Vente a la ruta más suculenta para encontrar todas las respuestas...


Solo una estrecha franja al oeste español permite la cría del cerdo ibérico: es la DEHESA, un ecosistema de cereales, encinas centenarias y ganado -toros, ovejas y cerdos. Un hermoso ejemplo de cómo el hombre es capaz de modelar un paisaje salvaje para un aprovechamiento sostenible, práctico y respetuoso con el entorno natural. Las dehesas cordobesas de Sierra Morena, llamada por los árabes Fhas al-Ballut (valle de las bellotas), fueron declaradas por la UNESCO Reserva de la Biosfera en 2002 y con una superficie de 420,000 ha es hoy una de las mayores superficies naturales protegidas del planeta. Y desde 2006 los jamones de nuestra dehesa llevan el distintitvo de calidad Jamón de los Pedroches, una de las 5 únicas denominaciones de origen de jamón y embutidos ibéricos del mundo.


Como todo paisaje vivo, la dehesa tiene sus ritmos y sus tiempos y todo el año ofrece atractivos. En primavera es hermosa para conocer las madres con sus crías o ver el esquilo de las ovejas. Pero sin duda es en otoño/invierno cuando más la disfrutaremos, con pastos verdes, con setas y hongos comestibles, con bellotas que alimentan al cerdo en la montanera -tiempo en que el animal recorre el campo alimentándose de bellotas y raíces, que dan el exquisito sabor al jamón ibérico. Dicho esto, en cualquier época del año podremos conocer el proceso de elaboración artesanal de productos ibéricos de la mano de nuestros maestros artesanos mientras un experto cortador de jamón nos enseña la técnica de las finas lonchas, sin la cual el jamón nunca sabría igual.

También te puede interesar...

Girasoles

Sol, color y vida en los campos de Córdoba.

Las 4 almas de Córdoba

Un viaje en el tiempo… ¡recorremos 2000 años de historia!

Castillos y palacios

Torres, almenas, salones y jardines en la ruta más señorial.