Blog

Gente Slow -noviembre

Moriles, tierra de fino. 

Moriles, tierra cordobesa tan vinculada al vino que en su bandera luce un racimo de hermosas uvas. Es normal que una tierra de vino, del que viven la mayoría de las familias morilenses, celebre con alegría la Fiesta del vino nuevo. Y lo festejan cada año a finales de noviembre porque “por San Andrés, el mosto vino o vinagre es”. Es un día de orgullo local por tener un año más, pese al largo y duro verano, un vino nuevo fresco, con cuerpo y con agradables aromas a manzana verde y a levadura. Las bodegas y lagares presentan el vino en sociedad, como en un bautizo, con sus mejores galas y en un ambiente festivo donde los venenciadores (niños y jóvenes) ofrecen al visitante, con ese arte elegante y único que da el manejo de la venencia, un vino que suda espuma en la copa (ver más).

También te puede interesar...

Girasoles

Sol, color y vida en los campos de Córdoba.

Las 4 almas de Córdoba

Un viaje en el tiempo… ¡recorremos 2000 años de historia!

Castillos y palacios

Torres, almenas, salones y jardines en la ruta más señorial.